top of page

Guía Kinesiológica Khelios Kinesiología

Actualizado: 2 jul 2023


guia khelios para el paciente kinesiologico 2da versión
.pdf
Descargar PDF • 160KB

Adultos mayores haciendo ejercicio
Kinesiología adulto mayor

Índice

Consideraciones técnicas al iniciar un tratamiento kinesiológico

¿Por qué debemos realizar terapia kinesiología asistida por kinesiólogo?

¿Por qué debemos acudir a un kinesiólogo especializado en adultos mayores, siendo adulto mayor?

Importancia de acudir a un kinesiólogo especializado en rehabilitación neurológica

¿Qué ejercicios de rehabilitación neurológica se realizan?

¿Cómo aprovechar de mejor forma las sesiones de rehabilitación kinesiológica?

Soy adulto mayor, ¿Qué enfermedades se pueden tratar?

¿Qué técnicas se utilizan en la kinesiología para adultos mayores?

¿Cómo elegir un especialista en kinesiología para adulto mayor?

Preguntas frecuentes

Preguntas Frecuentes sobre la Kinesiología Neurológica

Modificaciones en el hogar para prevención de caídas.

Kinesiología y Fractura de Cadera.

Manguito rotador

Esguince de tobillo

Artrosis de Rodilla



Consideraciones técnicas al iniciar un tratamiento kinesiológico


Es importante mencionar que debe consultar a su médico antes de realizar cualquier actividad física y/o implementar la Guía Kinesiológica Khelios Kinesiología


La terapia kinesiológica es una herramienta muy efectiva para mejorar la calidad de vida de las personas. Si estás iniciando en este ámbito, aquí te dejamos cinco consejos que te ayudarán a lograr los mejores resultados:


Realiza una evaluación inicial: Antes de comenzar cualquier tratamiento kinesiológico, es importante realizar una evaluación inicial completa para conocer el estado de salud y las necesidades de cada paciente. Esto permitirá diseñar un plan de tratamiento personalizado que se adapte a las necesidades de cada persona.

Establece objetivos claros: Una vez que hayas realizado la evaluación inicial, es importante establecer objetivos claros y realistas para cada paciente. Estos objetivos deben ser específicos, medibles y alcanzables, y deben ser revisados periódicamente para ajustar el tratamiento según sea necesario.

Incluye ejercicios de fortalecimiento: A medida que envejecemos, perdemos masa muscular y fuerza. Por esta razón, es importante incluir ejercicios de fortalecimiento en los planes de tratamiento para adultos mayores. Estos ejercicios pueden ser realizados con pesas, bandas elásticas, o utilizando el propio peso corporal.

Incorpora ejercicios de equilibrio: Las caídas son una de las principales causas de lesiones en personas mayores. Por esta razón, es importante incluir ejercicios de equilibrio en los planes de tratamiento kinesiológico. Estos ejercicios pueden incluir caminar en línea recta, pararse sobre una pierna, o en superficies inestables de forma asistida

Realiza seguimiento y evaluación periódica: Una vez que hayas establecido los objetivos y el plan de tratamiento para cada paciente, es importante realizar un seguimiento y una evaluación periódica para medir el progreso y ajustar el tratamiento según sea necesario. Esto te permitirá asegurarte de que estás logrando los mejores resultados






¿Por qué debemos realizar terapia kinesiología asistida por kinesiólogo?

La rehabilitación kinesiológica es un proceso terapéutico que busca recuperar la funcionalidad del cuerpo a través de diferentes técnicas y ejercicios. Es importante que este tipo de tratamiento sea realizado con la supervisión de un kinesiólogo titulado por varias razones:


Conocimiento especializado: Un kinesiólogo titulado tiene conocimientos especializados en anatomía, fisiología y biomecánica del cuerpo humano. Esto le permite diseñar planes de tratamiento personalizados y adaptados a las necesidades de cada paciente.

Evaluación profesional: El kinesiólogo titulado es capaz de realizar una evaluación precisa del estado de salud y la condición física del paciente. Esto permite diseñar planes de tratamiento efectivos que ayuden a recuperar la funcionalidad del cuerpo de forma segura y eficiente.

Prevención de lesiones: La rehabilitación kinesiológica debe ser realizada de forma progresiva y supervisada. El kinesiólogo titulado es capaz de identificar cualquier señal de fatiga o dolor en el paciente y ajustar el tratamiento en consecuencia, evitando así cualquier posible lesión.

Maximización de resultados: Un kinesiólogo titulado es capaz de evaluar y ajustar el plan de tratamiento en función del progreso del paciente, asegurándose de que se están logrando los mejores resultados posibles. Esto permite acelerar el proceso de recuperación y mejorar la calidad de vida del paciente


¿Por qué debemos acudir a un kinesiólogo especializado en adultos mayores, siendo adulto mayor?


Conocimiento especializado: Los kinesiólogos especializados en adulto mayor tienen conocimientos específicos sobre las condiciones y patologías que afectan a las personas mayores. Esto les permite diseñar planes de tratamiento personalizados que aborden de manera efectiva los problemas que puedan estar presentando los pacientes.

Evaluación precisa: Los kinesiólogos especializados en adulto mayor tienen la capacidad de realizar evaluaciones precisas que permiten identificar los problemas específicos que pueden estar afectando la calidad de vida del paciente. Esto les permite diseñar un plan de tratamiento adecuado para abordar estos problemas de manera efectiva.

Prevención de lesiones: Los kinesiólogos especializados en adulto mayor están entrenados para identificar las señales de fatiga o dolor en los pacientes mayores. Esto les permite ajustar el plan de tratamiento para evitar lesiones y mejorar la seguridad durante el proceso de rehabilitación.

Importancia de acudir a un kinesiólogo especializado en rehabilitación neurológica


La rehabilitación kinesiológica especializada en neurología es una técnica fundamental en el tratamiento de lesiones neurológicas. La importancia de su realización radica en que, a través de ella, se pueden lograr mejoras significativas en la calidad de vida de los pacientes.


La rehabilitación kinesiológica especializada en neurología es un tratamiento que tiene como objetivo recuperar la funcionalidad del paciente a través de ejercicios y técnicas específicas. Esta técnica se utiliza en el tratamiento de lesiones neurológicas que afectan el sistema nervioso central, como el accidente cerebrovascular, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple y las lesiones medulares, entre otras. La rehabilitación puede ayudar a restaurar la movilidad, mejorar la fuerza muscular, mejorar la coordinación y el equilibrio, así como también reducir el dolor y la espasticidad.


Además, la rehabilitación kinesiológica especializada en neurología puede ayudar a prevenir la aparición de complicaciones asociadas a las lesiones neurológicas, como la atrofia muscular y la contractura articular. También puede mejorar la capacidad funcional de los pacientes y ayudarles a realizar actividades cotidianas, como vestirse, comer, bañarse y caminar.


¿Qué ejercicios de rehabilitación neurológica se realizan?


Los ejercicios de rehabilitación kinesiológica especializada en neurología son específicos para cada paciente y dependen de la lesión neurológica que presente. Algunos de los ejercicios que se pueden realizar incluyen:

- Ejercicios de fortalecimiento muscular: se realizan para mejorar la fuerza muscular y evitar la atrofia muscular.

- Ejercicios de coordinación y equilibrio: se realizan para mejorar la coordinación y el equilibrio del paciente.

- Ejercicios de rango de movimiento: se realizan para mejorar la movilidad de las articulaciones y prevenir la contractura articular.

- Ejercicios de estiramiento: se realizan para prevenir la rigidez muscular y mejorar la flexibilidad.



¿Cómo aprovechar de mejor forma las sesiones de rehabilitación kinesiológica?


La rehabilitación neurológica es un proceso importante para aquellas personas que han sufrido alguna lesión cerebral o padecen de una enfermedad neurodegenerativa. Aunque puede ser un proceso largo y difícil, es fundamental para recuperar la movilidad, el habla y la función cognitiva. Para aprovechar al máximo las sesiones de rehabilitación neurológica, aquí hay algunos consejos útiles:


Comunicación efectiva: Es importante que el paciente y el terapeuta tengan una comunicación efectiva y clara. El paciente debe expresar sus necesidades y preocupaciones, mientras que el terapeuta debe explicar los ejercicios y el proceso de rehabilitación de manera comprensible.

Establecer metas: El establecimiento de metas es esencial para el proceso de rehabilitación neurológica. Las metas deben ser específicas, alcanzables y realistas. Esto permitirá al paciente ver su progreso y motivarlo a continuar.

Participación activa: Es importante que el paciente se involucre activamente en su proceso de rehabilitación. Esto significa que deben seguir las instrucciones del terapeuta y practicar los ejercicios en casa.

Adherencia a la terapia: Es fundamental que el paciente asista regularmente a las sesiones de terapia y cumpla con las recomendaciones del terapeuta. La adherencia a la terapia puede mejorar significativamente los resultados de la rehabilitación.

Comprender la terapia: Es importante que el paciente comprenda el propósito de cada ejercicio y cómo contribuirá a su recuperación. Esto permitirá al paciente practicar los ejercicios de manera más efectiva y enfocarse en las áreas que necesiten más trabajo.

Ser paciente: La rehabilitación neurológica puede ser un proceso largo y difícil, y los resultados pueden variar de persona a persona. Es importante que el paciente sea paciente y siga trabajando duro para lograr sus metas.

Mantener un estilo de vida saludable: Un estilo de vida saludable puede ayudar en el proceso de rehabilitación neurológica. Esto incluye una dieta saludable, ejercicio regular y la reducción del consumo de alcohol y tabaco.

Soy adulto mayor, ¿Qué enfermedades se pueden tratar?


Los kinesiólogos especializados en adultos mayores pueden tratar una amplia variedad de problemas de salud asociados al envejecimiento, como por ejemplo:

Artritis y artrosis.

Osteoporosis.

Problemas de equilibrio y coordinación.

Problemas respiratorios, como EPOC o neumonía.

Accidentes cerebrovasculares.

Enfermedades neuromusculares, como la enfermedad de Parkinson.

Lesiones deportivas.

Dolor de espalda y cuello.

Problemas de incontinencia urinaria.


¿Qué técnicas se utilizan en la kinesiología para adultos mayores?


Los kinesiólogos para adultos mayores en Viña del Mar utilizan diversas técnicas para evaluar y tratar los problemas de salud de sus pacientes. Algunas de las técnicas más comunes son:

Ejercicios de fortalecimiento y estiramientos.

Ejercicios de equilibrio y coordinación.

Terapia manual.

Electroterapia y ultrasonido.

Masajes.

Terapia ocupacional.


¿Cómo elegir un especialista en kinesiología para adulto mayor?


Si estás buscando un especialista en kinesiología para adultos mayores, es importante que tengas en cuenta algunos aspectos para asegurarte de elegir al profesional adecuado. Algunos consejos útiles son:


Busca referencias de profesionales con experiencia y formación en kinesiología para adultos mayores.


Comprueba que el especialista esté debidamente registrado y acreditado por los organismos competentes (revisa en la superintendencia de salud)


Verifica la ubicación y accesibilidad del centro o clínica donde se realiza la atención.


Asegúrate de que el especialista tenga una buena reputación y valoraciones positivas de sus pacientes anteriores.


Consulta los precios y coberturas de las sesiones y servicios ofrecidos.


Preguntas frecuentes


¿Es segura la kinesiología para adultos mayores?

Sí, la kinesiología es una disciplina segura y eficaz para adultos mayores. Los kinesiólogos especializados en esta área conocen las particularidades y necesidades de los pacientes mayores y adaptan sus tratamientos en consecuencia.

¿Cuánto tiempo dura una sesión de kinesiología para adultos mayores?

La duración de las sesiones de kinesiología para adultos mayores puede variar según el tipo de tratamiento y la evolución del paciente. En general, las sesiones suelen durar 60 minutos.

¿Es necesaria una derivación médica para acudir a un kinesiólogo especializado en adultos mayores?

Sí, en Chile el kinesiólogo debe solicitar orden médica para el adecuado tratamiento del paciente.

Preguntas Frecuentes sobre la Kinesiología Neurológica


La kinesiología neurológica es una especialidad de la fisioterapia que se centra en la rehabilitación del sistema nervioso. Esta técnica terapéutica se basa en la comprensión de cómo funciona el cerebro y cómo afecta el movimiento y la función del cuerpo. Si estás considerando la kinesiología neurológica como una opción para ti o para un ser querido, es probable que tengas algunas preguntas. Aquí están las preguntas frecuentes que la gente hace sobre la kinesiología neurológica.


¿Qué es la kinesiología neurológica?

La kinesiología neurológica es una especialidad de la fisioterapia que se centra en la rehabilitación del sistema nervioso. La técnica terapéutica se basa en la comprensión de cómo funciona el cerebro y cómo afecta el movimiento y la función del cuerpo. La kinesiología neurológica se utiliza para tratar lesiones cerebrales, accidentes cerebrovasculares, parálisis cerebral y otras condiciones neurológicas.


¿Cómo funciona la kinesiología neurológica?

La kinesiología neurológica se basa en la comprensión de cómo funciona el cerebro y cómo afecta el movimiento y la función del cuerpo. El terapeuta utiliza técnicas especializadas para mejorar la función neurológica del paciente, lo que a su vez mejora la función física. Estas técnicas incluyen ejercicios específicos, terapia manual y técnicas de reeducación neuromuscular.


¿Qué tipo de condiciones puede tratar la kinesiología neurológica?

La kinesiología neurológica se utiliza para tratar una amplia gama de condiciones neurológicas, como lesiones cerebrales, accidentes cerebrovasculares, parálisis cerebral, trastornos del movimiento, espasticidad, ataxia, y muchas otras afecciones.


¿Cómo es una sesión de kinesiología neurológica?

Una sesión típica de kinesiología neurológica comienza con una evaluación del paciente para determinar el nivel de función neurológica y física. A partir de ahí, el terapeuta desarrollará un plan de tratamiento personalizado que se adapte a las necesidades individuales del paciente. La sesión de tratamiento puede incluir ejercicios específicos, terapia manual y técnicas de reeducación neuromuscular.


¿Cuánto tiempo dura una sesión de kinesiología neurológica?

La duración de una sesión de kinesiología neurológica depende de las necesidades individuales del paciente y del plan de tratamiento personalizado. Una sesión típica puede durar de 30 a 60 minutos.


¿Cuántas sesiones de kinesiología neurológica se necesitan?

El número de sesiones necesarias dependerá de las necesidades individuales del paciente y de la gravedad de la condición neurológica. El terapeuta desarrollará un plan de tratamiento personalizado que incluirá la duración estimada del tratamiento.


¿Quiénes son los candidatos ideales para la kinesiología neurológica?

Los candidatos ideales para la kinesiología neurológica son aquellos que han experimentado una lesión cerebral o una condición neurológica que afecta su capacidad para moverse y funcionar en su vida diaria. Esto incluye a pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular, parálisis cerebral, lesión de la médula espinal, traumatismo craneal, trastornos del movimiento y otras afecciones neurológicas.


¿Es doloroso el tratamiento de kinesiología neurológica?

El tratamiento de kinesiología neurológica en sí no debería ser doloroso. En algunos casos, es posible que se sienta algo de dolor o molestia temporal durante la sesión, especialmente si está trabajando en áreas que han sufrido una lesión o dolor crónico. Sin embargo, el objetivo del tratamiento es ayudar a aliviar el dolor y mejorar la función neurológica y física a largo plazo.


¿Cuáles son los riesgos asociados con la kinesiología neurológica?

Como con cualquier forma de tratamiento médico, hay algunos riesgos asociados con la kinesiología neurológica. Estos pueden incluir dolor temporal, fatiga, lesiones musculares, mareos y otros efectos secundarios. Sin embargo, estos riesgos son relativamente bajos y pueden ser manejados y minimizados por un terapeuta capacitado y experimentado.



¿Es la kinesiología neurológica cubierta por isapre?

La kinesiología neurológica puede estar cubierta por algunos planes de isapres, pero no todos los planes cubren este tipo de tratamiento. Es importante consultar con su proveedor de isapre para determinar si la kinesiología neurológica está cubierta y cuáles son los requisitos de cobertura.


¿Cuánto tiempo tarda en verse la mejoría en la función neurológica después de la kinesiología neurológica?

El tiempo que tarda en verse una mejora en la función neurológica después de la kinesiología neurológica puede variar según cada caso. En algunos pacientes, la mejora puede ser evidente después de unas pocas sesiones, mientras que en otros puede tardar varias semanas o incluso meses. Todo depende de la gravedad y la naturaleza de la afección neurológica y de la respuesta individual del paciente al tratamiento.

¿Es la kinesiología neurológica adecuada para pacientes con afecciones neurológicas degenerativas?

Sí, la kinesiología neurológica puede ser adecuada para pacientes con afecciones neurológicas degenerativas. Si bien no puede curar estas enfermedades, puede ayudar a mejorar la función neurológica y la calidad de vida del paciente. El tratamiento se adaptará a las necesidades individuales de cada paciente y se centrará en mejorar la movilidad, el equilibrio y la coordinación.

¿Puede la kinesiología neurológica ayudar con la recuperación después de una lesión de la médula espinal?

Sí, la kinesiología neurológica puede ayudar con la recuperación después de una lesión de la médula espinal. El tratamiento se centrará en mejorar la función neurológica y la movilidad del paciente, adaptándose a las necesidades individuales de cada caso. La kinesiología neurológica puede ser una parte importante del proceso de recuperación después de una lesión de la médula espinal.

¿Hay alguna edad límite para recibir tratamiento de kinesiología neurológica?

No hay una edad límite para recibir tratamiento de kinesiología neurológica. Este tipo de tratamiento puede ser adecuado para pacientes de todas las edades, desde niños hasta adultos mayores. El tratamiento se adaptará a las necesidades individuales de cada paciente, teniendo en cuenta su edad y condición física.



¿Sirve la kinesiología para el tratamiento del dolor crónico?

La kinesiología puede ser una herramienta útil para ayudar a aliviar el dolor crónico, ya que esta disciplina se enfoca en el estudio y tratamiento de los trastornos del movimiento y la postura, y busca optimizar la función física del paciente.

En el caso del dolor crónico, la kinesiología puede ayudar a través de la aplicación de técnicas de ejercicios terapéuticos y fisioterapia, que pueden mejorar la función musculoesquelética, reducir la rigidez articular y aumentar la flexibilidad y la movilidad en las áreas afectadas.

Además, el kinesiólogo puede utilizar técnicas de terapia manual, como masajes y manipulación articular, para aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación sanguínea, lo que puede reducir la sensación de dolor y mejorar la calidad de vida del paciente.

La kinesiología también puede ser efectiva para el tratamiento de condiciones médicas subyacentes que causan dolor crónico, como la artritis y la fibromialgia. En estos casos, el kinesiólogo trabajará en colaboración con el médico tratante para desarrollar un plan de tratamiento integral que aborde tanto los síntomas como la causa subyacente del dolor crónico.

En resumen, la kinesiología puede ser una opción efectiva para el tratamiento del dolor crónico, ya que utiliza técnicas de ejercicios terapéuticos, fisioterapia y terapia manual para mejorar la función musculoesquelética y reducir la sensación de dolor en las áreas afectadas. Sin embargo, es importante que el paciente consulte a un profesional de la salud calificado para determinar si la kinesiología es el tratamiento adecuado para su condición específica.





Guía de ejercicios de adulto mayor


La actividad física es esencial para el bienestar de las personas mayores. Mantenerse activo puede mejorar la salud cardiovascular, fortalecer los músculos y huesos, reducir el riesgo de caídas y mejorar el estado de ánimo. Sin embargo, es importante que los adultos mayores realicen ejercicio de manera segura y adecuada para su edad y condición física. Esta guía de ejercicios está diseñada para proporcionar a los adultos mayores una serie de actividades físicas seguras y efectivas para mejorar su salud y calidad de vida. Se recomienda consultar a un profesional de la salud antes de iniciar cualquier programa de ejercicios, especialmente si se tienen problemas de salud o lesiones previas.


Recomendaciones sobre actividad física Propóngase efectuar 30 minutos de actividad física todos los días de la semana y alcanzar el objetivo de 180 minutos de actividad de intensidad moderada cada semana. Los 30 minutos se pueden acumular durante el transcurso del día en incrementos más cortos.


Ejemplos

Lavado y encerado del automóvil durante 45 a 60 minutos.

Limpieza de ventanas y pisos durante 45 a 60 minutos.

Jardinería durante 35 a 40 minutos.

Pasearse en silla de ruedas durante 30 a 40 minutos.

Caminar 3,2 kilómetros en 30 minutos.

Nadar o hacer ejercicios aeróbicos en el agua durante 20 minutos.

Subir y bajar escaleras durante 15 minutos.


Precauciones

Cada vez que esté haciendo ejercicios, debe seguir estas medidas de seguridad: Use zapatos resistentes con refuerzo en los tobillos.

Beba agua, antes y después de hacer ejercicios (unos 250cc).

Use ropa holgada.

Evite hacer ejercicios a temperaturas extremas o húmedas.

Haga ejercicios en compañía de otras personas, si es posible.

Considere caminar bajo techo en un centro comercial si está preocupado por su seguridad.

Deje de hacer ejercicios inmediatamente si tiene alguno de los siguientes síntomas: dolor en el pecho o pecho apretado, falta de aire, mareos, palpitaciones.


Cómo comenzar

Si no es de las personas que practican regularmente ejercicios, considere el siguiente programa:

Intente caminar 10 minutos todos los días durante una semana a un paso que le permita mantener una conversación con su amigo, luego aumente 5 minutos a la semana hasta que pueda caminar 30 minutos o más por día.


Ejercicio de equilibrio (Siempre debe consultar a su médico antes de empezar cualquier actividad física, extraído de Serie Guías Clínicas del Adulto Mayor, MINSAL. Recomendamos realizar ejercicios de equilibrio de forma supervisada)


Mejore su equilibrio en 10 minutos al día “Cuatro patas”

Una parte importante del sistema de equilibrio que usa cada día es la capacidad para reconocer donde se encuentran algunas partes del cuerpo en el espacio.


Este ejercicio puede ayudarle con el “sentido interno de orientación espacial”. 1. Póngase en “cuatro patas” con rodillas y manos separadas a una distancia de 30 cm. 2. Mantenga la espalda recta y la cabeza “derecha”. 3. Levante cada uno de los brazos hacia adelante y manténgalos en esa posición 5 a 10 segundos. 4. Repita con cada pierna, estirando la pierna hacia atrás, pero manteniéndola cerca del suelo. 5. Levante el brazo y la pierna contraria (brazo derecho, pierna izquierda) al mismo tiempo y mantenga la posición 10 segundos. Luego repita con el lado contrario.


Postura perfecta La postura y fuerza son componentes importantes del sistema para mantener el equilibrio de su cuerpo. Estos ejercicios fomentan la buena postura a la vez que refuerzan las extremidades inferiores. 1. Párese derecho con los brazos relajados a cada lado con un mesón o mesa firme frente a usted y una pared por detrás. 2. Párese con los pies separados a una distancia cómoda. Mire hacia adelante, mantenga la espalda recta y las rodillas levemente dobladas. 3. Lentamente, póngase en punta de pies. 4. Baje lentamente y repita 5 veces. 5. Mantenga la misma postura, pero esta vez levante la parte frontal del pie, bájelo lentamente y repita 5 veces. 6. Finalmente, siga de pie como hasta ahora. Despegue una pierna unos centímetros del suelo y mantenga la posición 5 segundos, bájela lentamente y repita lo mismo 5 veces. Repita con el pie contrario.


Ojos que ven, equilibrio que se siente Un buen equilibrio requiere que el entorno le entregue las señales correctas al cuerpo. Los ojos le dicen mucho al cuerpo sobre el espacio en que tiene que moverse y mantener el equilibrio. 1. Siéntese en una silla firme con respaldo recto y apoyabrazos si los necesita para levantarse. 2. Enfoque la mirada en un objeto que esté a 3 metros de distancia mientras se levanta lentamente y luego se vuelve a sentar. Mantenga los ojos abiertos. 3. Repita el ejercicio anterior con los ojos cerrados. 4. Repita 5 veces cada ejercicio.









Modificaciones en el hogar para prevención de caídas.


Además de la actividad física, la modificación del hogar también puede reducir el riesgo de caídas en los adultos mayores.


En primer lugar, se recomienda eliminar los obstáculos y objetos que puedan ser peligrosos en las áreas de tránsito. Se deben retirar alfombras sueltas, cables y objetos de los pisos y las escaleras. También se pueden colocar pasamanos y barras de apoyo en las áreas donde se necesiten, como baños y escaleras.

Además, se pueden instalar dispositivos de seguridad, como alarmas de humo y detectores de monóxido de carbono, para prevenir accidentes. También es importante mantener una buena iluminación en todas las áreas de la casa para ayudar a ver obstáculos y evitar tropiezos.

Por último, se recomienda instalar un teléfono cerca de la cama y tener un botón de emergencia o un teléfono celular siempre a mano para poder llamar a alguien en caso de necesidad. Estas medidas pueden ayudar a reducir el riesgo de caídas en el hogar y mejorar la seguridad y la calidad de vida de los adultos mayores


Kinesiología y Fractura de Cadera.


¿Que es una fractura de cadera?

Una fractura de cadera es una lesión común en los adultos mayores, y se produce cuando se rompe alguno de los huesos que forman la articulación de la cadera. Esta fractura puede ocurrir como resultado de una caída o un golpe, o bien puede ser causada por una afección médica, como la osteoporosis.

La cadera es una articulación importante que conecta la pelvis con el fémur y permite el movimiento de las piernas. Cuando se produce una fractura de cadera, se produce dolor, hinchazón y dificultad para mover la pierna afectada.

Los adultos mayores son particularmente vulnerables a las fracturas de cadera debido a que la densidad ósea disminuye con la edad, lo que aumenta el riesgo de fracturas por caídas o lesiones menores. Además, a medida que envejecemos, perdemos fuerza y flexibilidad, lo que puede aumentar el riesgo de caídas.

Si se sospecha de una fractura de cadera, se debe buscar atención médica de inmediato. El tratamiento puede incluir cirugía para reparar o reemplazar la articulación dañada, fisioterapia y medicamentos para controlar el dolor y prevenir la infección.

Es importante que los adultos mayores tomen medidas para reducir el riesgo de caídas y fracturas de cadera. Esto incluye mantener una dieta saludable y equilibrada, hacer ejercicio regularmente para mejorar la fuerza y el equilibrio, usar calzado adecuado, mantener una buena iluminación en el hogar y tomar medidas para reducir los riesgos de caídas, como retirar alfombras sueltas y objetos del piso.


¿Cuales son las consecuencias de una fractura de cadera en el adulto mayor?

Las consecuencias de una fractura de cadera en un adulto mayor pueden ser graves. Algunas de las consecuencias más comunes incluyen:

Dolor y disminución de la movilidad: La fractura de cadera puede causar un dolor intenso y limitar la movilidad de la persona afectada, lo que puede dificultar las actividades cotidianas, como caminar, levantarse de una silla o incluso bañarse.

Pérdida de independencia: Debido a la limitación en la movilidad, la persona puede necesitar ayuda para realizar actividades diarias, lo que puede disminuir su independencia y calidad de vida.

Riesgo de complicaciones médicas: La fractura de cadera puede aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones médicas, como infecciones, coágulos de sangre, neumonía y otros problemas relacionados con la inmovilidad prolongada.

Cambios emocionales: La fractura de cadera puede afectar la salud emocional y mental de la persona, causando estrés, ansiedad y depresión.

Mayor riesgo de futuras fracturas



¿Cómo ayuda la kinesiología en una fractura de cadera?

La kinesiología es un componente importante en el manejo de pacientes con fractura de cadera, ya que puede ayudar a reducir la pérdida de masa muscular y la debilidad asociada con la inmovilización prolongada. Algunas consideraciones importantes al realizar kinesiología en pacientes con fractura de cadera incluyen:

Evaluación cuidadosa: Antes de comenzar cualquier tratamiento, es importante evaluar cuidadosamente al paciente para determinar el alcance de la fractura y cualquier otra lesión asociada. Esto puede incluir radiografías, tomografías y resonancias magnéticas.

Tratamiento conservador: En algunos casos, el tratamiento conservador, que puede incluir el uso de dispositivos de ayuda para caminar y ejercicios específicos, puede ser suficiente para ayudar a mejorar la función y reducir la discapacidad. El fisioterapeuta debe trabajar en colaboración con el equipo de atención médica para determinar el mejor plan de tratamiento para cada paciente.

Ejercicios específicos: La rehabilitación puede incluir ejercicios específicos para fortalecer los músculos de la cadera y mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento. Es importante trabajar con un fisioterapeuta experimentado para asegurarse de que los ejercicios sean seguros y efectivos.

Monitoreo cuidadoso: Los pacientes con fractura de cadera pueden estar en mayor riesgo de complicaciones, como trombosis venosa profunda o neumonía. Por lo tanto, es importante que el fisioterapeuta monitoree cuidadosamente al paciente durante la rehabilitación y esté atento a cualquier señal de alerta de complicaciones.

En general, la kinesiología puede ser una parte importante del tratamiento para pacientes con fractura de cadera. Sin embargo, es importante que el tratamiento sea personalizado para cada paciente y que se realice en colaboración con el equipo de atención médica para garantizar la seguridad y la eficacia.



Manguito rotador


¿Qué es el manguito rotador?

El manguito rotador es un conjunto de músculos y tendones que se encuentran en el hombro y que tienen como función principal estabilizar y mover la articulación del hombro. Estos músculos son importantes para la realización de actividades diarias como levantar objetos y mover los brazos.

A medida que envejecemos, los músculos y tendones del manguito rotador pueden debilitarse y sufrir desgaste, lo que aumenta el riesgo de lesiones y dolor en el hombro. Los adultos mayores también pueden experimentar problemas con el manguito rotador debido a enfermedades como la artritis y la diabetes.

Los síntomas comunes de problemas del manguito rotador incluyen dolor en el hombro, debilidad y dificultad para mover el brazo afectado. En casos graves, una rotura completa del manguito rotador puede requerir cirugía para reparar el tejido dañado.

Para prevenir problemas con el manguito rotador, es importante mantener una buena postura y técnica al levantar objetos pesados y al realizar actividades físicas, especialmente para las personas mayores. También se recomienda hacer ejercicios de fortalecimiento y estiramiento específicos para los músculos del hombro, ya que esto puede ayudar a prevenir lesiones y mantener la movilidad.


¿cómo ayuda la kinesiología a rehabilitar las lesiones de manguito rotador?

La kinesiología desempeña un papel fundamental en la rehabilitación de lesiones del manguito rotador. En el caso de las lesiones del manguito rotador, el kinesiólogo puede diseñar un programa de rehabilitación personalizado que incluya ejercicios de fortalecimiento y estiramiento específicos para los músculos del hombro y del manguito rotador. Estos ejercicios se centran en mejorar la fuerza y la estabilidad del hombro, al mismo tiempo que reducen el dolor y la inflamación.

Además, el kinesiólogo también puede trabajar con el paciente para mejorar su técnica de movimiento y postura, especialmente en actividades que requieren levantar objetos pesados o mover el brazo por encima de la cabeza. Esto ayuda a prevenir futuras lesiones y promueve una recuperación más rápida y efectiva.

El kinesiólogo también puede utilizar técnicas manuales, como masajes y manipulaciones, para ayudar a reducir el dolor y mejorar la movilidad del hombro. En casos más graves, cuando la rotura del manguito rotador es completa y se requiere cirugía, el kinesiólogo puede trabajar con el paciente después de la cirugía para ayudar a recuperar la fuerza y la movilidad del hombro.


Esguince de tobillo


¿Qué es un esguince de tobillo?

Un esguince de tobillo es una lesión común que ocurre cuando los ligamentos que sostienen el tobillo se estiran o se desgarran. Esta lesión puede ocurrir por una torcedura del tobillo, una caída o un movimiento brusco.

Los síntomas de un esguince de tobillo pueden incluir dolor, inflamación, moretones y dificultad para caminar o apoyar el peso sobre el pie afectado. En casos graves, un esguince de tobillo puede requerir tratamiento médico y rehabilitación para una recuperación completa.


Kinesiología y rehabilitación de esguinces de tobillo:

En el centro kinesiológico, los pacientes con esguinces de tobillo pueden esperar recibir un tratamiento personalizado que se adapte a sus necesidades específicas. Durante la primera consulta, el kinesiólogo evaluará la lesión y desarrollará un plan de tratamiento que incluya ejercicios, técnicas manuales y otros enfoques terapéuticos.

El programa de ejercicios diseñado por el kinesiólogo puede incluir ejercicios de fortalecimiento, estiramiento y equilibrio. Los ejercicios de fortalecimiento ayudan a fortalecer los músculos alrededor del tobillo, lo que puede ayudar a reducir el dolor y mejorar la estabilidad. Los ejercicios de estiramiento pueden ayudar a mejorar la flexibilidad y la movilidad del tobillo. Los ejercicios de equilibrio ayudan a mejorar la estabilidad del tobillo y reducir el riesgo de futuras lesiones.

Además de los ejercicios, el kinesiólogo también puede utilizar técnicas manuales, como masajes y manipulaciones, para ayudar a reducir el dolor y mejorar la movilidad del tobillo. Las técnicas de terapia manual pueden ser especialmente útiles para pacientes que experimentan dolor o inflamación en el tobillo.

El kinesiólogo también puede proporcionar orientación sobre la técnica de movimiento y la postura adecuadas para ayudar a prevenir futuras lesiones. Esto puede ser especialmente importante para atletas y personas que participan en actividades físicas regulares.

Es importante destacar que no todos los esguinces pueden ser rehabilitados (depende de la lesión), y en ocasiones la resolución es en un principio quirúrgica.







Artrosis de Rodilla


La artrosis de rodilla es una afección degenerativa que afecta a millones de personas en todo el mundo. Se caracteriza por el desgaste progresivo del cartílago que recubre las articulaciones de la rodilla, lo que puede generar dolor, rigidez y limitaciones en la movilidad. En este artículo, exploraremos en qué consiste la artrosis de rodilla, sus causas, síntomas y opciones de tratamiento para ayudarte a comprender y manejar esta condición de forma efectiva.


¿Qué es la artrosis de rodilla?

La artrosis de rodilla es una enfermedad crónica que se produce cuando el cartílago que amortigua las articulaciones de la rodilla se desgasta gradualmente. Esto puede deberse a factores como la edad, la genética, el sobrepeso, lesiones anteriores o el desgaste excesivo debido a actividades de alto impacto.

Síntomas de la artrosis de rodilla:

Los síntomas más comunes de la artrosis de rodilla incluyen dolor, rigidez, inflamación, sensación de chasquidos o crujidos al mover la articulación y dificultad para caminar o subir escaleras. Estos síntomas tienden a empeorar con el tiempo, especialmente si no se toman medidas adecuadas de tratamiento y cuidado.

Factores de riesgo y prevención:

Algunos factores de riesgo para desarrollar artrosis de rodilla incluyen la edad avanzada, la obesidad, lesiones previas en la articulación, actividades físicas intensas y la predisposición genética. Si bien no se puede prevenir completamente la artrosis de rodilla, se pueden tomar medidas para reducir el riesgo, como mantener un peso saludable, realizar ejercicios de fortalecimiento muscular y evitar lesiones.

Tratamientos y cuidados:

El tratamiento de la artrosis de rodilla se basa en aliviar los síntomas, ralentizar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. Las opciones de tratamiento pueden incluir terapia física, medicamentos para el dolor y la inflamación, terapias complementarias como la acupuntura o la fisioterapia, uso de dispositivos de asistencia como ortesis y, en casos más graves, cirugía de reemplazo de rodilla.

Autocuidado y estilo de vida:

Además de los tratamientos médicos, hay medidas que puedes tomar para cuidar tus rodillas y mejorar tu calidad de vida. Estas incluyen mantener un peso saludable, realizar ejercicios de bajo impacto como natación o ciclismo, evitar actividades que generen estrés en la rodilla, utilizar calzado adecuado y aplicar terapias de calor o frío para aliviar el dolor y reducir la inflamación.


Rol de la kinesiología en la artrosis de rodilla

La kinesiología desempeña un papel fundamental en el tratamiento de la artrosis de rodilla, proporcionando una serie de beneficios significativos para quienes padecen esta condición.


A continuación, destacamos algunos de los beneficios de realizar kinesiología en el manejo de la artrosis de rodilla:


Alivio del dolor: La kinesiología utiliza técnicas y terapias específicas para reducir el dolor asociado con la artrosis de rodilla. Los ejercicios de fortalecimiento y estiramiento pueden ayudar a mejorar la movilidad de la articulación, reducir la tensión en los tejidos afectados y aliviar el dolor crónico.

Mejora de la movilidad y flexibilidad: La rigidez y la falta de movilidad son problemas comunes en la artrosis de rodilla. La kinesiología proporciona ejercicios y técnicas de movilización que ayudan a aumentar la flexibilidad de la articulación, mejorando así la capacidad de movimiento y facilitando las actividades diarias.

Fortalecimiento muscular: El fortalecimiento de los músculos que rodean la rodilla es esencial para estabilizar la articulación y reducir la carga sobre el cartílago desgastado. Mediante ejercicios específicos, la kinesiología puede fortalecer los músculos cuádriceps, isquiotibiales y otros grupos musculares clave, mejorando la función y el soporte de la rodilla afectada.

Mejora del equilibrio y la estabilidad: La artrosis de rodilla puede afectar el equilibrio y aumentar el riesgo de caídas. Los kinesiólogos pueden implementar ejercicios de equilibrio y estabilidad para ayudar a los pacientes a mejorar su postura, controlar su equilibrio y prevenir lesiones adicionales.

Educación y asesoramiento: Los profesionales de la kinesiología brindan información y asesoramiento personalizado sobre cómo manejar la artrosis de rodilla en la vida diaria. Esto incluye recomendaciones sobre posturas adecuadas, técnicas de levantamiento, adaptaciones en las actividades cotidianas y consejos para el autocuidado.

Plan de tratamiento individualizado: Cada paciente con artrosis de rodilla es único, y la kinesiología se enfoca en desarrollar un plan de tratamiento personalizado que se adapte a las necesidades y objetivos específicos de cada individuo. Esto asegura que se aborden sus preocupaciones particulares y se optimice el proceso de rehabilitación.

280 visualizaciones0 comentarios

Comments


Artículos de blog de Khelios Kinesiología Viña de Mar

bottom of page